Leer Entrelíneas

CIFRAS QUE ACLARAN LOS ESCÁNDALOS DE PEDERASTRIA

Abril (2010)

Un reporte del Vaticano señala que del año 2000 al presente, se han verificado 300 casos probados de sacerdotes, en todo el mundo, que han cometido abusos sexuales. En diez años 300 casos es cosa lamentable y para nada justificable. Pero en el mundo hay 405.000 sacerdotes católicos, y si sacamos la simple estadística arroja que 300 entre 405 mil personas es sólo el 0,07 % de los sacerdotes de la Iglesia manchados por tal crimen.
Y es que no es noticia que sean 300 casos entre 405.000 personas que se esfuerzan cada día por ser fieles a Cristo y que luchan también a diario contra sus propias debilidades por servir al prójimo en su misión sublime.
Es la persecución que viene de siglos contra Jesús y sus seguidores. Es una guerra abierta, desleal y larvada del laicismo más ideológico contra la Iglesia de Cristo y contra el mismo cristianismo. ¿Por qué tanto odio?, ¿por qué tantas mentiras y fuerzas empleadas para atacar y desprestigiar a los buenos? Es una pena, porque toda esa energía utilizada merecería una mejor causa: la lucha contra los sitios pornográficos, por ejemplo.
Pero queda también la sospecha si no serán precisamente quienes inundan el mercado de pornografía los promotores de estas campañas de odio y de mentira, con el fin de desviar toda la atención pública hacia un blanco fácil y siempre vulnerable: la blanca sotana del Papa.