Leer Entrelíneas

“AMOR SÓLIDO” Y “VÍNCULOS”

Enero (2010)

En la maleta de Cristián Conen, quien vino de Argentina a Caracas el 20 de noviembre pasado, trajo lo indispensable para pasar tres días en Venezuela. El resto del equipaje eran varios ejemplares de sus dos últimos libros AMOR SÓLIDO Y VÍNCULOS de los cuales daremos noticia en estas páginas.

Las dos conferencias que dictó en nuestra capital y los encuentros con matrimonios jóvenes y con directivos de varias asociaciones dedicadas a la educación familiar fueron simplemente una fiesta sobre el amor y la familia. La entrevista televisiva del último día fue, sin duda, una bocanada de aire fresco y un canto a la esperanza para muchas personas.
Cristián Conen es, antes que otra cosa, esposo de María Sacheri, enfermera especializada y padre de cuatro hijos: Agustín, Estefanía, Sebastián y Lucila. Después de esa primera identidad vienen sus títulos de abogado, Máster en Matrimonio y Familia, Doctor en Derecho Matrimonial, Fundador y Director académico del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad Austral en Buenos Aires y, entre otras muchas cosas, orientador familiar y conferencista a nivel internacional.
Sus conferencias en el auditorio del Colegio Los Campitos y el Centro de Educación para la Familia y el Trabajo, en Caracas, desbordaron toda expectativa. En el estrado se mostró un académico joven, deportista, cargado de experiencia y don de comunicación que supo dar razones de esperanza a todos los asistentes: desde jóvenes novios hasta abuelas modernas, de esas que viven acumulando juventud porque el mundo actual las necesita al día y con las botas puestas.

Una mirada al pensamiento
de Karol Wojtyla
En AMOR SÓLIDO, Cristián Conen recoge el pensamiento personalista de Juan Pablo II acerca del amor sexuado, como respuesta a la pregunta que tantos jóvenes y adultos buscan hoy en su deseo de vivir amores sólidos, enteros, conservables, desarrollables, restaurables y durables. Amores que hagan más profunda y posible la felicidad en la relación hombre-mujer.
Los amores líquidos, de los que tanto se habla hoy en el mundo, resultan siempre reducidos, estancados y con plazos de vida inciertos. Son amoríos que constituyen una de las causas principales de la crisis contemporánea del matrimonio y la familia. Mucho dolor humano, insistió Cristián Conen, y también muchos trastornos físicos, afectivos y espirituales derivados de ese amor débil, podrían evitarse brindando a las nuevas generaciones la educación para el amor sólido. La enseñanza de Juan Pablo II que Conen intentó resumir y sistematizar en su obra, parece ser una de las luces de esperanza en este túnel de la cultura de la muerte en el cual muchos se debaten.
La II Parte del libro es una aproximación a la Teología del Cuerpo que el Papa de la infinita misericordia regaló al mundo durante sus cinco primeros años de pontificado. Hoy día se considera que la aportación del Papa polaco ha sido decisiva, en el proceso de exorcizar de la teología moral católica los resabios de maniqueísmo y su reprobación de la sexualidad humana. Como comentaba Weigel, biógrafo de Juan Pablo II: pocos han osado decir con tanta rotundidad al mundo que la sexualidad humana es algo más grande que lo que imaginamos. Y comenta Conen que tomados en su conjunto, esos 130 discursos catequísticos constituyen una especie de bomba teológica de relojería, programada para estallar con resultados espectaculares en algún momento del tercer milenio de la Iglesia Católica. Cuando esto suceda, quizás en este siglo, es muy posible que esta teología del cuerpo sea considerada un momento crítico en la historia del pensamiento moderno.

Cómo ser feliz en la vida familiar cotidiana
El último libro de Cristián Conen, sacado del horno el pasado mes de octubre, es VÍNCULOS. Un pequeño gran texto que da muchas luces sobre los nuevos desafíos que la vida actual plantea a la familia. Cuidar, desarrollar y restaurar los vínculos familiares no es tarea fácil, por tanto Conen, se propone en su trabajo, compartir algunas reflexiones que puedan servir para dar respuesta a muchos interrogantes que hoy preocupan y ocupan a los miembros de una familia. En VÍNCULOS encontramos propuestas claras con planes de acción concretos para cultivar las relaciones de amor familiar a través de la vivencia de amores humanos universales.
La temática que abarca el libro fue de alguna manera tratada en las conferencias que dictó Cristián Conen en Caracas. Concretamente el capítulo titulado ¿Amor líquido o amor sólido? sintetiza la explicación acerca del amor sólido y trae a colación el conocido libro del sociólogo polaco judío Zygmunt Bauman
“Amor líquido”.
Allí están recogidas las seis claves fundamentales del amor sólido:
1. Personalismo, no utilitarismo;
2. Complementariedad, no igualitarismo;
3. Integridad, no reduccionismo;
4. Integración, no fragmentación;
5. Maduración, no estancamiento,
y finalmente la
6. Trascendencia, dejarse amar por Dios.

Conen ilumina las vías de la educación familiar para el siglo XXI, con el fin de lograr proyectos educativos donde el amor en todas sus dimensiones sea la brújula que nos guíe hacia una sociedad más solidaria, más justa, más sensible y más acorde con la dignidad de la persona humana, con el deseo de alcanzar ese bien común que tanto anhelamos.
“Si el fin de la educación es preparar a las nuevas generaciones para la vida, el núcleo de la educación es el desarrollo de la capacidad de amar de los jóvenes en sus relaciones de amistad, en sus relaciones familiares, en sus relaciones sociales, en sus relaciones laborales y en su relación con Dios.” Y para esto aconseja el llamado estilo autoritativo que es una mezcla adecuada de autoridad y ternura. La autoridad es firme en lo importante, que es lo que tiene que ver en la adquisición por el hijo de los valores humanos y admite flexibilidad en lo que no es fundamental. Es una autoridad con comunicación bidireccional: del padre que da al hijo pautas y normas, y del hijo que pide al padre “razones” de esos criterios y normas, sobre todo a partir de la adolescencia.
Cristián Conen va más allá del cuidado de los detalles en la familia, del significado del dolor, de las virtudes en el clima familiar. Y habla con lucidez de la posibilidad de envejecer enamorado de la misma persona…
El Instituto Panamericano de Estudios de Familia IPEF, el Centro de Educación para la Familia y el trabajo CEFT, Educas C.A y Salud y Familia, preparan ahora un próximo encuentro de Cristián Conen con la juventud y otros sectores de la vida nacional.

Beatriz Briceño Picón
beatriz.beamer@gmail.com