Leer Entrelíneas

REZAR Y LUCHAR

Enero (2010)

El año 2010 acaba de comenzar. Todos los venezolanos estamos conscientes que este año será muy duro. El problema de la inseguridad, la inflación, el tráfico, el agua, la luz, etc., etc., etc. son preocupaciones que pueden agobiarnos día a día.
Debemos reconocer que vivimos en un país con muchísimos problemas y que lo que provoca es salir corriendo, pero nuevamente volvemos a repetir (como dijimos en un editorial de marzo del 2003): “No nos vamos de Venezuela” porque Venezuela es un gran país y nuestra patria nos necesita.
Y decimos que Venezuela es un gran país, no por las riquezas naturales que Dios nos dio (¡Que son una maravilla!), sino por nuestra gente.
Hay que reconocer, indudablemente, que algunos ciudadanos no están actuando de la manera correcta ni les interesa el bien de los demás. Eso es verdad. Pero también existe una inmensa mayoría de personas que están trabajando y sembrando en nuestro país desde hace mucho tiempo, en silencio y sin descanso, para lograr una sociedad donde se pueda vivir la paz y la justicia social.
Además, como si esto no fuera poco, Venezuela es uno de los países del mundo donde sus habitantes (de cualquier clase social, política, etc.) tienen FE y sienten una inmensa devoción por nuestra Santísima Virgen, quien además nos ha dado el privilegio de aparecer en nuestra tierra en la advocación de Nuestra Señora de Coromoto.
¿Será casualidad que el año pasado, cuando se estaba discutiendo la ley de Educación que pretende sacar la religión de las escuelas, se termina el informe sobre el estudio de la reliquia que la Virgen dejó en manos del indio Coromoto, donde se puede ver claramente al Niño Jesús (quien parece una luz) protegiendo al mundo entre sus manos?
¿Qué significado puede tener eso? ¿Por qué en estos momentos de tantos problemas, de tanto odio y enfrentamiento, sale al tapete la reliquia de la Virgen de Coromoto (desconocida por parte de muchos venezolanos)?
Es importante destacar que en América sólo la Virgen de Guadalupe y la Virgen de Coromoto han dejado una reliquia en sus apariciones.
¿Qué nos estará diciendo la Virgen? ¿Qué nos estará pidiendo? ¿Qué será lo que ella está sintiendo al ver que se está atacando a nuestra Fe y a nuestra Iglesia? ¿Qué sentirá nuestra Madre del Cielo cada vez que ve que nos tratamos como bestias y no como sus hijos, como verdaderos hermanos?
¿No será que nos está pidiendo que recemos más intensamente por la conversión de los pecadores? ¿Acaso nos estará pidiendo que recemos y luchemos más intensamente por nuestro país, porque ella espera grandes cosas de los venezolanos que tenemos fe?
Volvemos a repetir ahora en el 2010, luego de siete años: No nos vamos de Venezuela.
Y el único consejo que le podemos dar a nuestros lectores es que recemos mucho, que pongamos a rezar a mucha gente y que luchemos más que nunca. Que luchemos por ser mejores cada día, por ser ejemplares hijos, padres, esposos, profesores, amigos, empresarios, obreros, etc., y que no olvidemos, ni un segundo, que fuera de las cuatro paredes de nuestra casa existen miles de necesidades que tenemos que atender, de manera urgente.
Rezar y Luchar, eso es lo que nos toca más intensamente para este año 2010. Eso será lo único que nos ayudará a vivir con Paz, con los pies sobre la tierra, y con la esperanza que Venezuela algún día llegará a ser el mejor país del mundo.

Luis Felipe y María Denisse Capriles