Leer Entrelíneas

“MALOS PADRES”

Enero (2011)

"Cuando mis hijos hayan crecido, les diré:
Los amé lo suficiente para preguntarles a dónde iban y a qué hora regresarían.
Los amé lo suficiente para no callarme y decirles –aunque no les gustara- que aquél amigo no era una buena compañía.
Los amé lo suficiente para dejarles asumir la responsabilidad de sus acciones, aún cuando las consecuencias eran tan duras, que me partían el corazón.
Y, ante todo, los amé para decirles NO, cuando sabía que ustedes podrían odiarme por eso.
Y ustedes les dirán a los hijos suyos:
“Nuestros padres eran malos, los más malos del mundo”. Insistían en que les dijéramos con quién íbamos a salir, aunque demorásemos una hora o menos. ¡No sé cómo nos leían el pensamiento!
Por culpa de nuestros padres, nos perdimos inmensas experiencias en la adolescencia. Ninguno de nosotros estuvo envuelto en problemas de drogas, robos, vandalismo, ni estuvimos presos por ningún crimen. ¡Todo fue culpa de ellos!
Ahora que somos adultos honestos y educados estamos haciendo lo posible para ser padres malos con nuestros hijos.
Yo creo que este es uno de los males del mundo de hoy: ¡No hay suficientes padres malos!

Dr. Carlos Hecktheuer , psiquiatra.