Leer Entrelíneas

“Pueblo de Dios, escucha y anuncia el Evangelio”

Enero (2009)

¡Que distinta sería Venezuela si todos los católicos viviéramos a fondo nuestra fe!
Cuánto dolor, cuántas lágrimas, cuánta sangre, cuánta angustia nos estaríamos evitando. La práctica de la fe, de las virtudes cristianas descarta la violencia, el odio, el asesinato, el secuestro y el narcotráfico; la mentira y la traición, la indiferencia religiosa y la idolatría. La práctica religiosa promueve una familia unida, creyente, estable, y descarta el relajo afectivo sexual, el adulterio y el divorcio, el aborto; la práctica religiosa va en contra de toda forma de maldad: el crimen, el asesinato, el flagelo de la droga, el terrorismo, la violencia política…
..Y para promover esa renovación espiritual, en unión con todos los obispos de todas las naciones de América Latina, vamos a realizar, en todas las Diócesis y circunscripciones eclesiásticas de Venezuela, un gran proceso, un gran proyecto de renovación estructural y pastoral, personal y comunitaria, que es la GRAN MISIÓN CONTINENTAL EVANGELIZADORA.
Hoy, precisamente en este día, ante María Santísima, la Madre del Divino pastor, estamos iniciando ese gran proyecto pastoral. Hoy invitamos a todos los sacerdotes y diáconos, religiosos y religiosas, a todos los laicos comprometidos en los movimientos y asociaciones de apostolado seglar, a participar con entusiasmo y alegría en ese gran proyecto de renovación de nuestra Iglesia….
Por eso, desde ahora resonará en toda Venezuela este llamado que será el lema de la Misión Continental Evangelizadora: "Pueblo de Dios, escucha y anuncia el Evangelio", para invitar a todos los venezolanos a abrir los corazones a Jesucristo, a fin de que todos podamos gozar de la dicha de la fe, como María, Madre del Divino Pastor y Madre nuestra.

Extractos de la Homilía del Cardenal Jorge Urosa Savino en la Misa
solemne de la Divina Pastora.
Barquisimeto, 14 de enero de 2009.