Leer Entrelíneas

Varias iniciativas intentan restablecer las relaciones entre padres que han abandonado el hogar y sus hijo

EE.UU: organizaciones pro-familia revalorizan la figura del padre

Junio (2007)

Desde hace varias décadas, la figura del padre está desapareciendo del horizonte vital de muchos niños, en la medida en que crecen tanto los divorcios, que a menudo distancian a padres e hijos, como el número de los nacidos fuera del matrimonio y criados sólo por sus madres. Varios estudios sociológicos han revelado que la desaparición de la figura del padre está ligada con frecuencia a problemas sociales como el aumento de la delincuencia y del consumo de drogas entre los jóvenes, o el fracaso escolar. Para remediar esto, están surgiendo en EE.UU. organizaciones que trabajan para estrechar las relaciones entre padres e hijos.


Tony Pearce -un entrenador de fútbol americano, casado y padre de tres hijos- decidió poner en marcha en 2003 "Fathers in Touch". Se trata de una organización que intenta restablecer las relaciones entre los padres que han abandonado el hogar y sus hijos, ofreciéndoles oportunidades para estar juntos. Conscientes de la dificultad que tiene un reencuentro de este tipo, la organización prepara antes a los padres con ayuda psicológica, social y espiritual.
La idea de "Fathers in Touch" comenzó a gestarse durante un entrenamiento de fútbol americano. Preocupado por el bajo rendimiento de un muchacho al que entrenaba, Pearce decidió ponerse en contacto con su padre: "Creo que tu hijo está triste porque hace tiempo que no te ve". Esas palabras, dichas sin pena, impulsaron al padre a pasar más tiempo con su hijo. Después de varios años, y una vez creada la organización, Pearce ha recibido muchas llamadas de madres solas o de hijos quequieren que el padre vuelva a casa.
La organización cuenta con una red de voluntarios -otros padres que sí mantienen buenas relaciones con sus hijos- que ayudan a Pearce a organizar eventos: comidas, partidos de béisbol y otras actividades recreativas como jugar bowling o patinar. La idea es crear un clima relajado para que los padres -tanto los voluntarios como los que se fueron de casa- puedan conversar o jugar con sus hijos.
Hasta ahora, Pearce ha logrado que más de 25 padres regresen a casa. La organización, que tiene su sede en Alabama, pronto empezará programas similares en Georgia, New Jersey y West Virginia. Además, la organización ha colgado en su página web (www.coachtonypierceoutreach.org) distintos recursos para implicar más a los padres en la educación de sus hijos. Otra de las organizaciones pro-familia que está intentando rehabilitar la figura del padre es la National Fatherhood Initiative (www.fatherhood.org). Desde que comenzó su actividad en 1993, esta organización se ha convertido en una auténtica escuela para padres. Quienes se suscriben al servicio "Dad E-mail" reciben semanalmente sugerencias sobre la paternidad, la vida profesional o la atención de los niños.
Por otra parte, la organización ofrece cursos y programas dirigidos a atender las necesidades específicas de determinados sectores de la población. Así, hay un programa específico para los padres hispanos ("Siempre Papá"), otro para los padres militares destinados fuera del país ("Military Fathers Program"), etc. También ha tenido éxito una campaña que premia a los padres que se implican en la formación de sus hijos ("Golden Dads").