Leer Entrelíneas

Entrevista al Padre Rafael Ramis
“DEBEMOS PAGAR CON AMOR EL AMOR QUE DIOS HA TENIDO CON NOSOTROS"

Noviembre/Diciembre (2007)

Estamos en Diciembre, mes en el cual los cristianos celebramos la Navidad. Por tal motivo quisimos entrevistar al Padre Rafael Ramis, quien ha dado muchas clases de Teología durante su largo ministerio. A continuación ofrecemos la entrevista.

CADA VEZ MÁS VEMOS COMO DICIEMBRE SE HA CONVERTIDO EN UN MES PARA COMPRAR Y PARA VIAJAR ¿CUÁL ES EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA NAVIDAD Y CÓMO DEBERÍAN LOS CRISTIANOS VIVIR ESTA ÉPOCA?
Nosotros estamos viviendo en una época de secularización donde nos metemos tanto en los problemas horizontales que nos olvidamos de lo que podríamos llamar “realidad vertical”. Esto trae como consecuencia una deserción de la fiesta de la Pascua, de su renovación periódica que es la celebración del domingo. Hay que tener presente que el domingo es el día del Señor por ser el día la Resurrección de Jesucristo. El descanso dominical es la consecuencia de la existencia de la celebración religiosa: hay quien piensa que la Misa se puso aprovechando que el domingo era fiesta laboral. Otra fiesta de gran relieve es la de la Navidad, que es una fiesta muy importante, pero menos que la Pascua.
Lamentablemente estamos transformando la Navidad en algo que es una especie de frivolidad: las personas se alegran sin tener ningún motivo para alegrarse y por eso vemos como la Navidad se convierte en un momento para viajar, para tomar, para jugar con fuegos artificiales, etc. Se convierte en un momento de falsa fiesta, de compra y venta de objetos, adornos, etc. Y la contemplación del nacimiento de Cristo pasa a un segundo o tercer plano o, simplemente, no se tiene presente.

¿CÓMO DEBERÍAMOS VIVIR LA NAVIDAD LOS CRISTIANOS?
Primero debemos conocer más nuestra religión y debemos pasar de un cristianismo de obligaciones a uno de amor a Dios y a los demás. Muchas personas se confiesan de no haber ido a misa los domingos, pero pocos se confiesan de no tener amor a los demás y a la santa humanidad de Jesucristo: no lo conocen ni lo tratan.
Todos sabemos que tener un hijo es un milagro y, por eso la Encarnación es el mayor milagro que ha ocurrido en toda la historia de la humanidad. Y este es el motivo de la fiesta. Como dice Chesterton si creo que me tocó un premio puedo organizar una fiesta, pero si no lo creo ¿para qué entonces poner en marcha el “bonche”? La Navidad adquirirá para nosotros la fuerza que se merece cuando contemplemos el gran milagro de la Encarnación y la dignidad que tenemos al hacerse Dios un hombre como nosotros.

¿QUÉ SIGNIFICA EL ADVIENTO? ¿QUÉ RECOMENDACIONES PRÁCTICAS PUEDE DAR USTED A LOS CRISTIANOS PARA QUE VIVAN MEJOR ESTA ÉPOCA DEL AÑO?
El Adviento es un tiempo de preparación para los cristianos, pero no es un tiempo penitencial. Es un tiempo de espera de la última venida de Cristo, es decir, la parusía, y es un tiempo eminentemente mariano. Antes se celebraba el 17 de diciembre la fiesta de la “Expectación del Parto”. Todas las Misas del 17 al 23 de diciembre expresan de un modo especial la alegría de este tiempo. Análogamente surgen las misas de aguinaldo donde con gran alegría se reza. Por lo tanto, las misas de aguinaldo son un modo de agradecerle a la Virgen y demostrarle nuestra alegría por la futura venida del niño Jesús.
Sin embargo, como ya he dicho, la fiesta cristiana más importante es la Pascua, porque de nada hubiera servido el nacimiento del niño Jesús si no nos hubiera redimido con su Pasión y Resurrección: Dios se tomó nuestra carne para salvar nuestra carne.

EXPLÍQUENOS CÓMO PUEDE UN CRISTIANO VIVIR LA CARIDAD EN ESTOS MOMENTOS DE TANTA NECESIDAD SOCIAL Y ESPIRITUAL
Debemos darnos cuenta que el amor, además de ser una realidad propia de la naturaleza del hombre, digamos que tiene, concedido por Dios, como un agregado que Él le pone al hombre para que nos amemos más. Hay personas que creen que la caridad es resolver los problemas materiales de la gente, pero hay que tener cuidado porque la caridad no es sólo darle pan a los pobres. La misión de la Iglesia no es dar pan a los pobres sino salvarlos. En el libro Jesús de Nazaret Benedicto XVI (J. Ratzinger) al comentar las tentaciones del desierto hace un análisis interesante. El objetivo de Jesucristo no era dar pan a los hombres (aunque hizo dos milagros de multiplicación de panes y peces) sino salvar a las almas. Indudablemente es necesario alimentar a quien no tiene qué comer y la Iglesia Católica así lo ha hecho a lo largo de toda su historia y lo seguirá haciendo, pues desde la primitiva cristiandad se preocupó de los pobres. Pero la Iglesia no tiene el dinero que tiene el Estado quien por este motivo tiene la principal responsabilidad de ocuparse del bien común y una de sus partes es ésta. Cuando hay personas que hablan de las riquezas del Vaticano y se escandalizan, se les puede perdonar su ignorancia, pero es necesario que se informen un poco de las cosas: basta pensar que el presupuesto del Parlamento Italiano (sólo del Parlamento) es más elevado que el de todo el Vaticano.

MUCHOS PADRES CREEN QUE PARA QUE SUS HIJOS SEAN FELICES HAY QUE DARLES TODO LO QUE QUIERAN Y COMPRARLES TODO LO QUE PIDEN. ¿QUÉ CREE USTED AL RESPECTO?
Que si quieren hacer desgraciados a sus hijos que sigan con esta actitud. Hay un dicho que dice “quien bien te quiere te hará llorar”. Y es que la gente cree que dando casas materiales, con sus respectivos placeres, se da la felicidad. La realidad es: hay que buscar ser bueno y si se puede (sólo si se puede) ser feliz, lo mismo para uno que para los demás. Pero si se busca ser feliz a toda costa, ni se es bueno ni se es feliz: el bien no es el placer ni el mal es el dolor.
Los que buscan el placer y no el bien son los animales, cuanto más vayamos por ese camino más nos animalizamos, más nos parecemos a las mascotas. Ahora algunos se plantean si las mascotas van al cielo y si conviene hacerles un velorio. Los animales no se sacrifican por los otros animales (excepto para defender las crías). Los que somos capaces de sacrificarnos por otros somos los seres humanos. Ahí está Maximiliano Kolbe o la Madre Teresa de Calcuta.

¿POR QUÉ JESUCRISTO, QUIÉN ERA DIOS, ELIGIÓ VENIR AL MUNDO EN UNA FAMILIA HUMILDE, NORMAL Y CORRIENTE?
Yo no puedo saber por qué lo hizo, lo que si puedo decir es que fue un gran bien que así lo hiciera, porque de este modo todos nos damos cuenta de lo relativo que es lo material. Él, que es Dios, vino al mundo y se encarnó en un niño para redimirnos, con una notable penuria material.
Esto nos enseña que para ser bueno no hace falta tener dinero. Más bien, algunas veces el dinero puede pervertirnos. Claro que la pobreza no es buena en sí misma, lo que hay que hacer es procurar ser desprendidos de lo material y saber que Dios nos dio un ejemplo de familia, de pobreza y de trabajo manual maravilloso.
Además el ser humano necesita la familia. Es bello ver lo que María le dio a Jesús y a José. En el pueblo judío los primeros cinco años de vida del niño se encargaba la madre y después pasaba al padre. María primeramente se ocuparía completamente de Él y luego José se encargaría de darle ejemplo y enseñanza del trabajo manual. El primer testimonio que tenemos fuera de las Escrituras del trabajo de Jesús señala que construyó arados y yuntas de bueyes para darnos ejemplo de justicia y de lo que es una vida de trabajo.

LA VIRGEN MARÍA, QUIÉN ES LA MÁS GRANDE EN EL MUNDO DESPUÉS DE DIOS PARA LOS CATÓLICOS, PASÓ TODA SU VIDA SIRVIENDO A LOS DEMÁS Y REALIZANDO LABORES DEL HOGAR. ¿POR QUÉ SE HA DESPRESTIGIADO TANTO EL TRABAJO DEL HOGAR Y SE DICE QUE UNA MUJER DEDICADA A SU HOGAR NO PUEDE DESARROLLARSE PLENAMENTE?

El que la mujer trabaje fuera de la casa es bueno, pero no se debe descuidar el hogar. El trabajo del hogar es el más maravilloso que existe porque lleva a amar a los que viven en la casa y ayudarlos a que se desarrollen íntegramente. A todos nos gusta comer lo que cocina mamá, porque lo hace con cariño.
Lamentablemente vivimos en un mundo materialista que influye en la familia porque algunas mujeres quieren ganar dinero para gastar más, aunque muchas trabajan por verdadera necesidad.
En una empresa, de ordinario, hay varias mujeres dispuestas a sustituir a una mujer que trabaja allí, pero nadie puede suplir a una madre: si falta, muchas veces desaparece del hogar. Se paga muy caro, con la infelicidad de los hijos y del marido, el descuidar el hogar por el afán de ganar más dinero.

¿CUÁLES SON, SEGÚN LA IGLESIA CATÓLICA, LAS PRINCIPALES COSTUMBRES CRISTIANAS QUE SE DEBERÍAN VIVIR EN LA NAVIDAD?
Ante todo debemos agradecerle a Dios la Encarnación y esto lo podemos vivir de muchas maneras:
La primera es la celebración litúrgica de las Misas de Navidad y de los días próximos y así poder tener presente en nuestra alma el misterio de la Encarnación
La segunda es el Nacimiento que debemos ponerlo con amor. Lo importante es valorar las ganas que tenía San Francisco de Asís cuando hizo el primer nacimiento para contemplar con algo material el nacimiento de Jesucristo: necesitamos lo material para acercarnos a lo espiritual.
Tercero, tenemos que saber que los regalos son una demostración de generosidad y alegría, y Dios nos ha dado el gran regalo del nacimiento de su hijo Jesucristo. Los regalos deben ser una manifestación sencilla de cariño que produce alegría. Hay que evitar el derroche tanto con los regalos, como con los adornos de la casa. Estas cosas dan tanto trabajo que algunos se olvidan del gran regalo de la Encarnación, del gran adorno que la Encarnación hizo a la Creación.

¿QUÉ SIGNIFICA LA MISA DE GALLO?
Tradicionalmente se denomina “Misa de Gallo” la que se celebra cerca de la medianoche y que expresa el momento del nacimiento de Jesús. En la liturgia actual existe una misa de la víspera, la de medianoche, la de la aurora y la del día En esa “Misa de Gallo” se dice todos los años el Evangelio de Lucas 2, 1-14. En los países germánicos tienen la hermosa costumbre (que sería bueno propagar entre nosotros) de rezar, en la noche de Navidad y ante el Nacimiento, ese capítulo del Evangelio que debemos agradecer a nuestro hermano y evangelista Lucas.

¿CUÁL CREE USTED QUE ES LA VIRTUD CRISTIANA MÁS IMPORTANTE QUE DEBEN VIVIR LOS CATÓLICOS EN LA NAVIDAD Y A LO LARGO DE TODO EL AÑO?
La más importante de todas es el amor porque debemos pagar el amor que Dios ha tenido con nosotros, con amor. Y el amor lo demostramos con la misericordia. Al amar nos hacemos como Dios y debemos imitar el obrar de Dios con la misericordia. Tenemos que agradecer siempre el amor que Dios nos tiene y pagar el amor con amor.

NAVIDAD ES UNA ÉPOCA DE PAZ, DE AMOR DE PERDÓN … ¿QUÉ CONSEJO PUEDE DARLE USTED A AQUELLAS PERSONAS QUE LES CUESTA PERDONAR Y VIVIR, COMO CONSECUENCIA, EN PAZ?
Alguien dijo que el resentimiento es un veneno que se toma uno para que le haga daño al otro. Es necesario “poner amor donde no hay amor para sacar amor” (San Juan de la Cruz). Si no perdonamos, cuando vamos a dormir y pensamos en la otra persona que no hemos perdonado, perdemos la paz. En cambio, si abrimos nuestro corazón y pedimos perdón a Dios y perdonamos de verdad, recuperamos la paz. El resentimiento hace mucho daño. Muchas personas en la confesión, si son poco delicadas de conciencia, no se acusan por ejemplo de robar, mentir, etc., pero si lo hacen del rencor, porque la gente sufre mucho con el resentimiento.

HAY UNA CANCIÓN MUY SONADA EN NAVIDAD DONDE SE HABLA DE “AÑO NUEVO, VIDA NUEVA” ¿QUÉ NOS PUEDE DECIR DE ESTA FRASE? ¿ES QUE ACASO DEBEMOS CAMBIAR DE VIDA TODOS LOS AÑOS?

Se trata, de ordinario, de una simpleza: el cambio de fecha no cambia nada en las personas. Tenemos que procurar luchar todos los días y pedir a Dios que nos ayude a ser mejores. San Agustín dijo: “Si dices basta, estás perdido”. Debemos esforzarnos cada día por ser mejores hasta la muerte, sin importarnos la hora o la fecha.

 

Entrevista por: Luis Felipe y Mª Denisse Capriles