Leer Entrelíneas

NO LE TENGAS MIEDO AL PSIQUIATRA

Noviembre (2010)

Soy el familiar acompañante de una persona afectada por el trastorno bipolar.
¿Qué es el trastorno bipolar?
Como bien lo expresa la Fundación Venezolana del Paciente Bipolar y sus Familiares es una enfermedad mental crónica, controlable, no curable y cíclica del estado de ánimo, el cual oscila entre la euforia (fase maníaca) y la tristeza (fase depresiva), que son los extremos opuestos del espectro afectivo.
A pesar que el trastorno bipolar puede ser debilitante, es una de las enfermedades mentales tratables. La combinación de medicina y psicoterapia ayuda a la mayoría de las personas con esa enfermedad a que regresen a una vida alegre y gratificante.
Explicado esto, se hace indispensable tratarse con un médico durante toda la vida (en intervalos cortos o largos, según el desarrollo del bipolarismo). Nosotros llevamos más de 5 años en consulta psiquiátrica y creemos que seguiremos en ella toda la vida.
Pero ustedes se preguntarán ¿a qué viene todo esto ?
Hace unos semanas vimos en los periódicos una noticia aterradora, un psiquiatra de un prestigio enorme, fundador de la Escuela de Psicología de la U.C.V., Rector de dicha Universidad durante los años 1984-1988, con gran cantidad de títulos y reconocimientos, fue condenado por homicidio intencional de una de sus pacientes y lo investigan por otros 14 presuntos abusos, y una de las pruebas que confirmó el Tribunal de la causa fueron fotografías que lo muestran abusando sexualmente de sus pacientes mientras estaban bajo efecto de sedantes. (Diario El Universal: 30 de Septiembre, 1 y 3 de Octubre de 2.010).
Basados en que es casi imposible tratar el trastorno bipolar sin ayuda médica, en especial, psiquiatras y/o psicólogos, recomendamos a pacientes de dicho trastorno y sus familiares que es indispensable dicha ayuda y les decimos que hay  en Venezuela una gran cantidad de psiquiatras y psicólogos muy profesionales, serios, abnegados y conocedores a fondo de este problema. No dejen de asistirse por lo que desgraciadamente pasó, y si desafortunadamente, se les presentara algún caso anormal en su consulta, no dejen que pase lo que le sucedió a la madre de la joven muerta, que dijo: “Yo no denuncié porque nadie me iba a creer” (Diario El Universal 30-9-2010). Estamos seguros que ahora sí nos creerían .
Hay que confiar en nuestros médicos, la mayoría que conocemos o tenemos referencia, son muy buenos, pero si todavía dudas, como paciente o familiar de paciente, ya sea por trastorno bipolar o por cualquier ayuda psiquiátrica que se necesite, debes ser sencillo como las palomas y sagaz como las serpientes para que si notas algo anormal en tu consulta y no te gusta tu médico, CÁMBIALO.