Leer Entrelíneas

La cara y la cruz del Premio Nobel de Medicina 2012

Noviembre (2012)

El japonés Shinya Yamanaka y el británico John B. Gurdon han sido galardonados con el Premio Nobel de Medicina 2012 por sus investigaciones en el campo de las células madre, según anunció el Instituto Karolinska de Estocolmo.
Los dos científicos fueron premiados por descubrir cómo se pueden “reprogramar” las células maduras para que “se conviertan en células pluripotentes”, capaces de transformarse en cualquier tipo de tejido, lo que “ha revolucionado” la comprensión científica de cómo “se desarrollan las células y los organismos”.
“Sus descubrimientos han revolucionado nuestra comprensión de cómo se desarrollan las células y los organismos”, ha destacado la Asamblea Nobel en el comunicado en el que anunciaba la concesión del premio.
“Reprogramando estas células humanas, los científicos han creado nuevas oportunidades para estudiar enfermedades y desarrollar métodos de diagnóstico y terapia”, subraya la nota emitida.Los portavoces del Instituto Karolinska explicaron que Gurdon descubrió en 1962 que la “especialización de las células es reversible”, mientras que Yamanaka describió, 40 años después, cómo “células maduras intactas” podían ser “reprogramadas para convertirse en células madre”.
“Este descubrimiento revolucionario ha cambiado completamente nuestra visión del desarrollo y la especialización celular. Ahora entendemos que las células maduras no tienen por qué quedar confinadas por siempre en su estado especializado”, añadió el instituto.
Inspirador de la oveja ‘Dolly’
Gurdon, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), sentó las bases de la clonación en experimentos realizados en ranas en 1962. Sus investigaciones fueron claves para la clonación de la oveja Dolly y, posteriormente, de mamíferos de otras especies.
Sin embargo, cabe recordar que el intento de clonación de la oveja Dolly se saldó con la cruel muerte del animal por envejecimiento prematuro. Posteriormente, en noviembre de 2007, su creador, el profesor Ian Wilmut, reconocía el fracaso de sus experimentos, la inutilidad de seguir investigando con embriones y el fraude de la mal llamada clonación terapéutica.
“La clonación y las celulas embrionarias no son eficientes ni rentables” aseguraba entonces, al apostar decididamente por los resultados obtenidos por el profesor Yamanaka con células madre adultas reprogramadas.
Por su parte, el propio Gourdon pedía poco después, en enero de 2008, regular su hallazgo ya que un mal uso podría crear vida humana en laboratorio.
En cuanto a Yamanaka, de la Universidad de Kioto, obtiene el Nobel de Medicina por haber cimentado las bases de las investigaciones actuales con células madre al demostrar en 2006 cómo se pueden obtener las llamadas células madre pluripotentes a partir de células adultas.
Las células pluripotentes tienen el potencial de diferenciarse en cualquier otra célula del organismo sin provocar rechazo ni una reproducción incontrolada de las células, por lo que se espera poder utilizarlas en un futuro próximo para regenerar órganos y tejidos dañados, a diferencia de las células embrionarias, que provocan rechazo y pueden generar tumores.
La entrega de los Nobel se realizará, de acuerdo a la tradición, en dos ceremonias paralelas, en Oslo para el de la Paz y en Estocolmo los restantes, el día 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Alfred Nobel.

www.ForumLibertas.com