Leer Entrelíneas

61 años del Hospital Ortopédico Infantil

Septiembre (2006)


El Ortopédico, como se le conoce en todo el país, abrió sus puertas en 1945, con el nombre de Hospital Antipoliomielítico de Caracas, por iniciativa de un empresario con gran responsabilidad social, Eugenio Mendoza Goiticoa, quien junto a un grupo de colaboradores aportó soluciones inmediatas a la invalidez y otras secuelas de la Poliomielitis, una enfermedad que afectó a millones de niños en el mundo, hasta que el Dr. Jonas Edward Salk descubrió la vacuna, y más tarde, en 1955, el Dr. Albert Sabin desarrolló la inmunización oral, con la cual, prácticamente, se erradicó.
Es entonces cuando la institución cambia su nombre por el de Hospital Ortopédico Infantil (H.O.I.) y, ya con una capacidad de 110 camas, aumenta su cobertura asistencial, atendiendo también otras enfermedades neuromusculares y del sistema locomotor, con el objetivo de ayudar a niños y jóvenes a desarrollar al máximo sus capacidades e integrarse de la mejor manera a actividades familiares y sociales.

Atención a niños y adultos en 23 especialidades
Con el tiempo, se fue incrementando la demanda de cuidados médicos y hoy en día, a 6 décadas de su fundación, el H.O.I. atiende diariamente un promedio de 640 pacientes, niños y adultos, en los servicios de Ortopedia, Medicina Física y Rehabilitación, Pediatría y Odontología, así como en 23 especialidades, entre ellas, Cardiología Infantil y de Adultos, Cirugía General y Pediátrica, Cirugía Reconstructiva, Dermatología, Endocrinología Infantil, Foniatría, Gastroenterología, Genética, Ginecología Infanto-Juvenil, Inmunología, Medicina Interna, Nefrología, Neumonología, Neuro-Cirugía, Neurología, Neuropediatría, Nutrición, Oftalmología, Otorrinolaringología, Reumatología y Urología.
El Hospital funciona mañana y tarde, de lunes a viernes, dispone de 5 quirófanos en los cuales se realizan más de 3 mil intervenciones quirúrgicas al año. Ha reformulado su esquema operativo hacia la autosustentabilidad ya que los nuevos servicios, además de satisfacer las necesidades reales de la población, contribuyen a la recuperación de fondos, lo cual permite continuar realizando la labor fundacional en beneficio de la población infantil más necesitada afectada con patologías osteomusculares.

Referencia nacional en Ortopedia
El eje central del H.O.I. sigue siendo la Ortopedia: el arte de corregir o de evitar las deformaciones del cuerpo humano mediante aparatos, ejercicios o procedimientos quirúrgicos.
Para ello cuenta con un grupo de médicos Traumatólogos y Ortopedistas, de altísima calidad y larga experiencia, muchos de los cuales son profesores de un centenar de médicos de diferentes regiones del país que cada año pasan por el Ortopédico. Seis hacen allí su residencia de 2 años, 75 son estudiantes de postgrado de Traumatología y Ortopedia (TyO), quienes realizan una pasantía de 4 meses, exigida en el pensum; y el resto, son médicos postgraduados que se especializan en miembros inferiores, columna y neuro-ortopedia.
Este equipo humano se apoya en un instrumental de ortopedia único en el país, como único es también el Laboratorio de Análisis de Marcha, cuya tecnología permite diagnosticar y establecer con mayor precisión tratamientos e intervenciones quirúrgicas a pacientes con patologías osteo-musculares, parálisis cerebral, espina bífida y osteogénesis imperfecta, una enfermedad que convierte los huesos en galletas frágiles que se rompen con cualquier movimiento.
Asimismo, el H.O.I. cuenta con un Taller de Ortopedia donde se manufacturan, bajo supervisión médica, prótesis, corsets, calzados ortopédicos y sillas de ruedas especiales.

¡Felicitaciones al Hospital Ortopédico Infantil por sus 61 años de labor encomiable en nuestro país! ¡Felicitaciones a todos a quienes allí laboran dando muestras diariamente de una altísima calidad humana y profesional!