Leer Entrelíneas

Defender nuestra religión

Mayo (2006)


El Arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, exhortó a los católicos a dejar la desidia y responder con el testimonio de la verdad y con "noble firmeza" a la ola "prepotente e impúdica" de odio a Jesucristo y la Iglesia que se ha levantado a nivel mundial.

"Últimamente se ha desatado en todo el mundo una ola prepotente, impúdica de desprecio y odio a Jesucristo, no sólo a la Iglesia o a los cristianos, sino al mismo Cristo. No se trata de episodios aislados, numerosos hechos recientes indican en su simultaneidad que se avanza contra el cristianismo en cuanto tal, atacando su centro vital con las características de una conspiración".

El Arzobispo argentino enumeró algunos ejemplos recientes de este ataque contra el cristianismo. "En la revista 'Rolling Stone' aparece un conocido rapero luciendo la corona de espinas; en un corto cinematográfico sobre el espíritu de la Navidad se presenta una pelea a puñetazos entre Jesús y Santa Claus; un diario francés muestra una caricatura obscena del Señor y en la misma línea se ubican pinturas con alusiones sexuales exhibidas en una exposición en Londres; el logotipo de unos populares pantalones de origen sueco es un cráneo con una cruz invertida. Se han vendido cerca de doscientos mil y el diseñador declaró que quiso pronunciarse activamente contra el cristianismo".

Más adelante, el Prelado agregó que "a las fabulaciones infames de 'El Código Da Vinci', que cobrarán nuevo impulso con la película de próximo estreno, se suma ahora el así llamado 'Evangelio de Judas', un escrito de la secta gnóstica de los cainitas, ya refutado por San Ireneo hacia el año 180. Acaba de ser presentado como si fuera una novedad por la National Geographic Magazine".

"Se puede añadir a esta lista las reiteradas profanaciones de la Sagrada Eucaristía, las blasfemias contra la Santísima Virgen y las presiones crecientes, ubicuas, para desalojar de los lugares públicos las cruces y otros signos cristianos", agregó el Arzobispo platense.

Paradójicamente, señaló el Arzobispo, "llama la atención la apatía, la lenidad, el sospechoso silencio ante los atentados contra la fe cristiana. Parece que el cristianismo, y más específicamente el catolicismo puede ser atacado con impunidad".

"Lo que extraña todavía más es la flojera, la desidia, la inacción de los cristianos que sufren sin chistar que se insulte a su Señor y que se manoseen las realidades más santas de la religión. Es una triste señal de cómo se ha debilitado la fe y su proyección en la cultura de pueblos que alguna vez se gloriaron de su vinculación filial con la Iglesia de Cristo.

Finalmente, Mons. Aguer exhortó a los cristianos a "ofrecer un testimonio sereno y cordial de la verdad, que no excluya cuando corresponde una noble firmeza para hacer que se respete, de acuerdo a la decencia, la justicia y las leyes, el sagrado tesoro de la catolicidad".

Por otra parte el Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Jorge Medina Estevez, pidió a los cristianos no contribuir a las ganancias colosales que obtendrán los inspiradores y realizadores del filme "El Código Da Vinci" pues presenta una figura "distorsionada, falsificada y blasfema de Jesucristo".

Según el Purpurado, un cristiano "no debería colaborar con su entrada a la ganancia colosal que va a recibir la persona que inventó este asunto".
Al referirse al libro inspirador de la película, el Cardenal Medina dijo que allí "se habla de amores entre Jesús y María Magdalena, lo que es simplemente una blasfemia".

Aciprensa, 10 de abril de 2006