Leer Entrelíneas

Dedicándole tiempo a nuestros hijos

Octubre 1996


Hoy día, en que vamos todos los días por la vida batiendo records de tiempo para llegar a la oficina, compras, tareas domésticas... tenemos que dedicar un tiempo, el más valioso de todos, a la educación de nuestros hijos. Si no empleamos horas en corregirlos, alabarlos y besarlos, difícilmente se educarán correctamente. Lo cual no quiere decir que estés las veinticuatro horas del día con el niño; Si es muy importante que dejes tu trabajo, tus compras, tus fiestas... y diariamente le dediques un rato de charla y juego, aunque te parezca una tontería y una pérdida de tu maravilloso tiempo. Date cuenta que
tus hijos no son flores del campo, que se educan solos; necesitan muchísimo la verdadera atención de los padres.

Es cuestión de organizarse
Puedes estar las veinticuatro horas del día en tu casa sin hacer caso al niño. Y puedes en cambio, por tus ocupaciones, no verlo demasiado pero dedicarle toda tu atención cuando liegas a la casa. No educas mejor por las horas de trato que tengas con tu hijo, sino por la calidad de las relaciones que establezcas con el pequeño. Aunque, desde luego, para que haya calidad debe existir un tiempo constante en la educación del niño, que no lo sustituirá la mejor de las "nanas". "Tengo una suerte tremenda. He encontrado una chica que es una joya y me educa perfectamente a los niños, así que tengo todo el tiempo del mundo para hacer las cosas...". ¡Qué equivocación! No ves
que el trato de una madre y un padre es insustituible, por muy maravillosa que sea la "joya" que tengas en casa?.

Ante la flaqueza y el aburrimiento por el niño que no se corrige, llora, pega y desobedece, tenemos que poner fuerte dosis de constancia.

Pero no se trata de dejar la batalla de corregir a tu hijo porque no obtienes rápidamente un cambio positivo en su conducta.

Educar exige un tiempo de dedicación de los padres a los hijos. No es cuestión de cinco minutos a la semana.

Educar bien es lento. Muchas veces no se ven los resultados a corto plazo.


Tornado de:
Blanca Jordan de Urríes Tus Hijos de 1 a 3 años.
Colección Hacer Familia.